Tren Andino
Tours Tren Ecuador

Ing. Francisco Kamenetski

Horror del futuro...

Vamos a tocar el tema de cambios reales que durante la crisis del industrialismo pueden con mayor probabilidad poner la humanidad al borde de la catástrofe. Todos son cambios del sistema, están tocando el ordenamiento de la vida en general. Pero para analizarlos, vamos a dividirlos en tres planos – cultural y visionario; socio-económico; y político.

Cambios en plano cultural y visionario.

La elección fatal del Occidente frente a los retos del futuro se concentró en desmontaje del capitalismo social del estilo keynesiano y aceptación del neoliberalismo – un conocimiento fundamentalista sobre “el regreso a las fuentes”.

Se suponía que la época del post-industrialismo sea marcada por el papel especial de la ciencia, educación y cultura, y su organismo principal sea no una fábrica sino una universidad. Pero “la ola neoliberal” empujó el desarrollo del Occidente a otro camino – al dominio del “chulquero”, del capital financiero especulativo. La bolsa y el banco unidos en una red global se han convertido en principales instituciones.

Como consecuencia, la Globalización borra el sentido de la Patria. Como ha dicho un filosofo: “Dinero es la Patria de los apátridas”. Eso es una tragedia de la Humanidad.

Panarin está destacando este lado de los cambios: “Monetarismo es algo mucho más que una corriente económica. Posiblemente, eso es una doctrina más agresiva, la que exige reconsideración de las mismas bases de la cultura humana – el rechazo de todos los frenos y contrapesos mediante los cuales cada sociedad se estaba protegiéndose de la agresión del “bolso de dinero”.

Pero no se trata de una simple agresión, se trata de una venganza del chulquero, a quién Shakespear materializó en persona de Sheylock. La venganza de los fámulos que tomaron el poder económico sobre el mundo es espantosa porque está dirigida contra toda la gente “no-burguesa”. Mejor dicho, contra todo lo “no-burguesa” dentro del ser humano. Y para desarmar al ser humano, este Sheylock globalizado está destruyendo las estructuras intelectuales y espirituales de la humanidad.

Eso es lo que estamos vigilando ahora: por todo lado, el neoliberalismo comienza con el empeoramiento de la calidad de educación – baja el nivel de programas, rechaza el principio de disciplina propio para escuela clásica, disminuye la autoridad del profesor, destruye la estructura de la amistad escolar y desorganiza la conciencia de la juventud, implementa el culto de la “fuerza” y de “todopermiso” como una norma de la vida.

El hecho de que el dominio económico del capital especulativo permitió a éste establecer finalmente una fuerte unión con el mundo criminal, se convirtió en una verdadera tragedia de la humanidad. La unión de los fámulos “de arriba” con los fámulos “de abajo” se cambia en una fuerza que no puede ser combatida con métodos legales tradicionales. Este conjunto unió dos poderosas estructuras financieras y organizacionales – una legal y otra “gris”, dándolas nuevas libertades y posibilidades de maniobra.

Y no se trata solamente de una ridiculización del derecho, de la Ley y de la Moral. Esta unión entre “de arriba” y “de abajo” hizo definitivamente un “pedido social” dirigido a la destrucción de todas las bases visionarias de nuestra cultura en todas sus apariencias. Durante varias décadas la televisión está trabajando sobre la disminución de cultura y de moral en general, sobre la implementación de principios irracionales e inhumanos en la mente humana. Puesto que el dinero para el cumplimiento con esta tarea si hay, el mercado hace cumplir con ella.

En una economía neoliberal, el nivel de bienestar de la “metrópoli“ crece a cuenta de un re-distribución de los recursos naturales y productos finales. La economía en general aparece solamente como el movimiento de dinero y papeles de valor. Las corrientes de productos como tal se esconden bajo datos macroeconómicos.

La violación de la “periferia” se logra mediante la debilitación del Estado nacional (como de costumbre – poniéndolo en una trampa de adeudamiento), privatización y compra de todos los recursos nacionales, incluyendo los recursos naturales. En este caso el Estado nacional sirve (bajo presión del Gobierno Mundial) como una herramienta de globalización, realizando privatizaciones y disminuyendo los gastos sociales y para el mantenimiento de sistemas nacionales como la ciencia y cultura.

La globalización destruye las economías débiles trasplantando en ellas las estructuras criminales de las “metrópolis”, tales como narcotráfico, comercio de órganos humanos o de “carne blanca” (esclavos, pornografía, prostitución). Está eliminando la diferencia entre la economía normal y la criminal. En esta situación, cualquiera actividad económica está adquiriendo un componente criminal.

Se acarició una nueva forma de las guerras financieras – ataques organizadas contra monedas nacionales. Hoy día, ningún país puede defenderse de intervenciones corporativas de acaparadores financieros. Pero los más importantes se hicieron las operaciones contra economías nacionales, cuando un país entero se lleva a una crisis, sus industrias quiebran y los acaparadores las adquieren al valor de rechazo. Así fueron las crisis en México en 1994-1995, que golpeó la América Latina, crisis de países asiáticos en 1997-1998, crisis en el Ecuador en 1999, crisis en Argentina en 2001. Ellos daban un fuerte golpe a la población pero permitían a un pequeño grupo de acaparadores hacer su fortuna. Apareció una cantidad de empresas donde la esclavitud era el “modus operandi”, pero una parte de los ricos nacionales se integraba a la nueva elite global. Por ejemplo, después de la crisis en México, se apareció allí 24 multimillonarios nuevos. Los ladrones económicos modernos efectúan un genocidio del pueblo desprotegido, devastando las condiciones de la vida normal.

Las empresas transnacionales están chupando los recursos naturales de países subdesarrollados y traen la miseria a la mayoridad de su población. Según los cálculos del Centro de Investigaciones de la Política de Economía (EE.UU.), el crecimiento económico de Brasil y México en los años 1980 - 2000 podría ser dos veces mas alto si ellos no cumplieran con las recomendaciones del FMI.

Tiene lugar la eliminación de la clase media también en los países-metrópoli. Hace un tiempo los países del “tercer mundo” disponían de suficiente capacidad para amortiguar las crisis de la metrópoli y pagarlos a cuesta del empobrecimiento de su propio pueblo. Ahora esa capacidad no es suficiente, también unos países lograron salir de la ahorca y “cerrarse” para las crisis del Occidente. Un tiempo el papel del absorbente de las crisis tomaron los países del territorio post-soviético privados de su soberanía económica, pero esa posibilidad ya está extinguida.

Los ingenieros sociales neoliberales han elaborado una serie de métodos de transferencia de las crisis a la “clase media” de metrópoli. Después de casi un total cubrimiento de los trabajadores en Europa por diferentes esquemas del apoyo social, hoy día una tercera parte de ellos se encuentra fuera del campo de la seguridad social. Se convirtió en algo habitual, el saqueo de los accionistas minoritarios por administradores de grandes empresas.

La onda neoliberal resultó en un fuerte enriquecimiento de los ricos, incluyendo en los países-metrópoli. La parte de los 0,1% de los más ricos en los EE.UU. en el PIB durante los últimos 20 años creció 3 veces. Durante el mismo tiempo, el salario real de los trabajadores en los EE.UU. cayo en unos 13%; la relación entre el salario de “tope” administradores y trabajadores en las empresas norteamericanas de 30:1 hasta 500:1. Eso restaura las relaciones de clases.

Todo aquello está dirigido a la disminución de la población en la Tierra. Los métodos suaves – revolución sexual, propaganda del hedonismo y consumo, individualismo – están disminuyendo bruscamente la natalidad. El social – darvinismo está privando la gente de la voluntad de vivir, esta empujando a la muerte. Un enorme “fondo social” compuesto de mendigos y gente sin hogar es un mecanismo hambriento de esa “eutanasia”. Y este “fondo” está tragando cada día más gente.

Ing. Francisco Kamenetski
pava50@hotmail.com

« Página anterior
Hotel Casa Quito
Filatelia Apart Hotel Quito
Hosteria Curiurcu, Baos, Ecuador