Tren Andino
Tours Tren Ecuador

J. LORENZO SAÁ  B.

La Conquista Española

CARTA de DIEGO de ALMAGRO a S.M. el REY CARLOS I¹*
Fuente primaria: Archivos españoles.- PATRONATO, 192, N.1, R.11 fol. 1 Pirú

Transcripción paleográfica de Dña. María del Socorro Aparicio Carrillo.

Interpretación - adaptación, de la transcripción paleográfica del documento ORIGINAL “Carta (autógrafa) de Dn. Diego de Almagro a S. M. el Rey Carlos I de España”.- J. Lorenzo Saá B.

Trujillo fue poblado por Almagro; dos pueblos en Quito pobló ²* Almagro…; Pizarro pobló la JAUJA; COMPRARON la ARMADA a Dn. Pedro de Alvarado, y ante la escusa que presentare Alvarado para entrar en ajena gobernación, se le reconoció el descubrimiento pero de una forma condicionada; y aquí se demuestra que Almagro pobló ²* Trujillo.-“

“…El Mariscal  Diego de Almagro (Enero 01 de 1535)

Sacra Cesárea Católica Majestad

“Desde la ciudad de San Miguel (del piura) escribí a Vuestra Majestad, informándole de todo lo que había sucedido, así en la conquista y población²* (poblamiento) de la provincia del quito, como lo que me aconteció con el Adelantado don Pedro de Alvarado, al mismo que traje conmigo hasta esta provincia de Jauja³*, donde estaba el Gobernador don Francisco Pizarro, le dimos  sus cien mil castellanos4* y lo enviamos en un navío nuestro a su Gobernación (a Guatemala), porque así nos pareció que convenía a vuestro Real Servicio.

Siempre doy gracias a Dios,  por haber concluido este  servicio a Nuestro Señor 5*(a Dios), y a Vuestra Majestad, que también a mi me hace dichoso, el  haber sido yo quien hizo parte para obstaculizar tanto perjuicio, como pude notar venía consustancialmente aparejado.

Después de poblados los dos (02) pueblos del quito, como a Vuestra Majestad  he escrito, y dejado en ellos los españoles que convenían, traje conmigo hasta ciento cincuenta caballeros e hidalgos, con los cuales reformé la ciudad de San Miguel (del piura); y,  poblé por  mandato del Gobernador otra  villa, a una distancia de sesenta (60) leguas6* de ella (de San Miguel), en la costa de la mar, la cual se llamó  (¿?) Trujillo.

Goza (Trujillo)  de montes y valles [“de la sierra y de lo llano”]; y, estando en buena comarca (vecindad natural), tiene de todo aquello de lo que a menester (para vivir) se requiere, inclusive sus puertos en el mar. Está situada esta Villa a una distancia de sesenta (60) leguas6* de Jauja3* y a otras sesenta (60) del lugar, donde el Gobernador ha fundado  otro pueblo que será muy rico, por la buena (extensa) comarca que alcanza, por manera que toda la tierra se puebla (de españoles) actualmente, y se pone el mayor interés y forma que conviene, para que permanezca Vuestra Majestad de ella servido.

Ya Vuestra Majestad conoce que le fue pedido y suplicado, que se digne en hacerme la merced7* de concederme  gobernar por sobre las tierras y provincias, que van a continuación  de los límites de las que Vuestra Majestad les tiene dadas al Gobernador Francisco Pizarro, para yo gobernarlas en el nombre de Vuestra Majestad, y fue servido (atendido) en mandar suspender la respuesta de lo que por mi parte pedido acerca de este tema y de otros, manifestando que convenía al servicio de Vuestra Majestad,  a la población y conquista de esta tierra, que yo colaborase con el Gobernador don Francisco Pizarro en su Gobernación, y que una vez  hecha la conquista y enviada la relación de los hechos, el Rey mandaría proveer lo que le solicitaba, de la forma que más le conviniese a su real servicio.

Como consta de la carta que Vuestra Majestad se ha servido escribirme de Medina  del Campo, el día 15 de Noviembre de 1532, y con el deseo que siempre he tenido y  tengo de servir a Vuestra Majestad, yo pasé a esta tierra en cumplimiento de la anotada orden, traje en socorro del Gobernador la mayor cantidad de gente que pude, tanto de a pie como de a caballo, y con él en tierras de su gobernación he trabajado en todo lo que he podido y me ha sido posible, hasta que ha alcanzado un estado que ¡loores a Nuestro Señor!, está poblada, pacífica y al servicio de Vuestra Majestad, lo que a mí me ha causado muchos trabajos y gastos de mi hacienda (propio peculio), ya que sin estos no se  pudiera haber hecho.

 Todo lo doy por bien empleado en servicio de un tan agradecido y bien aventurado Príncipe; así pues, la tierra está en un estado en el que no hay necesidad de preocuparse, no poner  ni quitar más de lo poblado.

Nuevamente es mi deseo comenzar a servir a Vuestra Majestad, y pasar delante de esta gobernación en demanda y descubrimiento de otras muy  ricas y grandes tierras, de las que tengo noticia, por satisfacer mi deseo, que es el de acabar mis días sirviendo a Vuestra Majestad, en la creencia de que no será menor el servicio en que emprenda, de lo que ha sido en el pasado el que Vuestra Majestad a recibido de esta tierra.

Humildemente suplico de Vuestra Majestad, se sirva [se vea servido en] en darme8* en Gobernación (Para gobernar), las correspondientes tierras que yo hube descubierto, conquistado y poblado, a partir de los límites de las que tiene el Gobernador Francisco Pizarro hacia adelante; que espero en Nuestro  Señor (Dios), serán muchos otros reinos y señoríos (Poblados) y, que para ventura de Vuestra Majestad, el Gobernador y yo, hemos de descubrir el estrecho de (que conduce a) las especerías 9* , por cuanto tenemos en la mar una grande Armada y por tierra mucha gente buena (experimentada-eficaz), la que nos ayudará practicarlo, pues tienen sobre todo mucho deseo y la voluntad  de acrecentar vuestros Reinos y Señoríos, Corona y patrimonio Real, que siempre hemos tenido y tenemos,  y porque en haciéndome Vuestra Majestad merecedor de esta Gobernación, se podrán descubrir las anotadas tierras que están adelante (de la Gobernación de Pizarro.-Esto es: Chile), lo cual se dificultaría y no sería posible de hacer, por causa de las distancias de tiempo, riesgo y el trabajo de españoles, si Vuestra Majestad de otro criterio fuese satisfecho en ser servido.

De la misma forma el Gobernador y quien suscribe, le enviamos suplicar a Vuestra Majestad sobre otras cosas, las mismas que personalmente por nuestra parte serán pedidas; y muy humildemente le suplicamos sean aceptadas, favorecidas y despachadas, como de tan grande monarca y Señor lo espero, respetando (Almagro) a lo que hemos 10* servido y esperamos servir.

Que Dios provea de un larga y prospera vida a Vuestra Sacra Cesárea Católica Majestad, con el acrecentamiento de muchos más Reinos y Señoríos.

Desde el puerto de Pachacáma (Actual: Lima), en día primero (01) de Enero de 1535.

De Vuestra Sacra Cesárea Católica Majestad, su muy humilde vasallo y criado, que los muy Reales pies y manos de Vuestra Majestad  besa. (¡Muáa! f. El Eco)

El Mariscal

Diego de Almagro               …

E-mail:loorsaa@gmail.com

« Página anterior
Hotel Casa Quito
Filatelia Apart Hotel Quito
Hosteria Curiurcu, Baos, Ecuador